: Solidaridad con Ayotzinapa

Declaración del Comité Editorial de Teoría y Crítica de la Psicología (enero 2015)
 
 
El Comité Editorial de la revista anual Teoría y Crítica de la Psicología, rechazando cualquier pretensión de neutralidad y apoliticidad en el campo académico, se une a la ola de protestas contra el Estado Mexicano por los siguientes hechos:
 
1. Los ataques de policías municipales y federales contra estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, el 26 de septiembre 2014 en la ciudad de Iguala, que provocaron la muerte de 6 personas: 3 estudiantes, un joven jugador del equipo de fútbol de tercera división Avispones de Chilpancingo, un chófer de autobús y una pasajera de un taxi.
 
2. La desaparición de 42 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, todos ellos detenidos por policías en la noche del 26 de septiembre 2014. 
 
3. La muerte de dos estudiantes de Ayotzinapa detenidos por policías en la misma noche del 26 de septiembre 2014. 
 
4. La tortura de supuestos testigos usados por la Procuraduría General de la República (PGR) para fundamentar la versión oficial de los hechos.
 
5. Las diferentes formas de violencia policial contra las movilizaciones sociales de octubre a diciembre 2014 en México, incluyendo agresiones físicas y detenciones arbitrarias.
 
6. Las amenazas veladas proferidas por altos funcionarios gubernamentales, entre ellos el mismo Presidente Enrique Peña Nieto, contra las movilizaciones sociales por el caso de Ayotzinapa.
 
Estos hechos y otros más han mostrado las tendencias opresivas y represivas del actual gobierno mexicano en sus diferentes partidos políticos y en sus niveles municipal, estatal y federal. Los hechos también han puesto de manifiesto las profundas complicidades entre la esfera gubernamental y el crimen organizado. Se ha podido comprobar la responsabilidad del Ejército Mexicano, así como las negligencias, engaños, ocultamientos y posibles encubrimientos por parte de la Procuraduría General de la República. Se ha confirmado igualmente la deliberada manipulación de las informaciones por parte de ciertos medios masivos de comunicación, como es el caso de Televisa, Televisión Azteca, Milenio, El Sol de México y muchos otros. Por si fuera poco,  las noticias sobre los actos represivos gubernamentales han coincidido con revelaciones de graves actos de corrupción por parte del Presidente Enrique Peña Nieto, quien llegó al gobierno federal tras haber reprimido las movilizaciones de Atenco en 2006 y gracias a elecciones viciadas por la compra masiva de votos y el apoyo incondicional de los medios.
 
Los hechos criminales y las mencionadas circunstancias agravantes han desencadenado una movilización social sin precedentes en la historia contemporánea de México. Nuestro equipo respalda esta movilización y comparte sus demandas, entre ellas la aparición de los estudiantes desaparecidos, la elucidación del crimen contra quienes murieron, la aceptación de la responsabilidad gubernamental, la liberación de los detenidos, el cese de los actos represivos contra la movilización social y la renuncia del Presidente Enrique Peña Nieto y de todo su gabinete.